lunes, 29 de junio de 2015

La Misa de siempre: esperanza entre las ruinas

El sitio Rorate Caeli publicó recientemente una interesante nota enviada desde Escocia por uno de sus lectores, la que a continuación les ofrecemos traducida, con algunos pequeños añadidos de la Redacción. 

Resulta imposible no advertir el poderoso elemento simbólico del acontecimiento: de entre las ruinas causadas en los últimos cincuenta años por lo que el Papa Benedicto XVI llamó una hermenéutica de la ruptura y por innumerables abusos litúrgicos, se alza la Misa de Siempre como un signo de esperanza y prueba de la indefectibilidad prometida por Nuestro Señor a su Iglesia.

Esperanza entre las ruinas: la Iglesia de Cristo vivirá por siempre




El 20 de junio se celebró la Santa Misa según la Forma Extraordinaria en las ruinas de la Abadía de Crossraguel, situada en el concejo de South Ayrshire (Escocia). El celebrante fue el P. Mark Morris, de la arquidiócesis de Glasgow, dentro de cuya jurisdicción se encuentra la antigua abadía. 

La abadía fue fundada a mediados del siglo XIII por monjes de la Orden de Cluny provenientes de la hoy también inexistente Abadía Paisley. En 1307 resultó saqueada por el ejército del rey Eduardo I de Inglaterra. Fue reconstruida, pero su vida religiosa sólo se extendió hasta 1560 y llegó a su fin con la Reforma escocesa. Con la muerte del último monje en 1601, la abadía fue completamente abandonada.



Hoy en día, gracias a Una Voce Scotland, el capítulo escocés de la Federación Internacional Una Voce, las ruinas de la abadía proporcionan aún un lugar para la celebración del Santo Sacrificio de la Misa, en pleno siglo XXI. ¡Por los próximos 800 años!




Fotos: Rorate Caeli

Actualización [7 de agosto de 2015]: Puede leerse aquí un interesante artículo publicado en el sitio Paix Liturgique, donde se comparan las estadísticas de ordenaciones sacerdotales en Francia de sacerdotes ordenados según el rito tradicional y consagrados a éste con aquellas de las ordenaciones de sacerdotes destinados a la celebración del Novus Ordo. El rito tradicional es fuente de esperanza para el futuro respecto de la falta de sacerdotes, pero, tristemente, ni aun el vigor y fecundidad de las comunidades tradicionales en cuanto vocaciones sacerdotales pueden suplir de momento el preocupante déficit global de sacerdotes en Francia, otrora hija predilecta de la Iglesia. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Política de comentarios: Todos los comentarios estarán sujetos a control previo y deben ser formulados de manera respetuosa. Aquellos que no cumplan con este requisito, especialmente cuando sean de índole grosera o injuriosa, no serán publicados por los administradores de esta bitácora. Quienes reincidan en esta conducta serán bloqueados definitivamente.