sábado, 6 de agosto de 2016

50 años de Magnificat: segundo día del II Congreso Summorum Pontificum

La segunda jornada del II Congreso Summorum Pontificum, celebrado en Santiago de Chile, comenzó ayer por la mañana con el programa para sacerdotes, el que consistió en un taller litúrgico sobre la forma tradicional del rito romano.



 Taller litúrgico

El programa general continuó luego con una Misa rezada, celebrada por el Rvdo. José Lucio Cáceres (Prelatura de Illapel).

 

Santa Misa rezada

A la hora prevista, se dio inicio a las conferencias con una asistencia incluso mayor que la vista ayer. La primera de ellas correspondió a nuestro Presidente, el Dr. Julio Retamal Favereau, quien hizo un relato de los cincuenta años de existencia de la Asociación Litúrgica Magnificat, cuya primera Misa fue celebrada en la Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria, entonces dependiente de un convento de clarisas anejo, el domingo 7 de agosto de 1966 por el P. Miguel Contardo SJ. Con algunos entusiastas en el coro (entre ellos el compositor Alfonso Letelier Llona y su familia) y la asistencia de catorce personas en la nave, se cantó por primera vez la Misa según los libros litúrgicos aprobados por San Juan XXIII. La trayectoria de la asociación no ha sido fácil desde entonces debido a los cambios de iglesias (con celebraciones incluso en salones de hoteles) y de sacerdotes, sin contar con los robos, incendios e incomprensiones. Nuestro Presidente, testigo privilegiado del nacimiento de la Federación Internacional Una Voce en Europa y de la defensa de la Misa tradicional en Chile, contó los detalles y anécdotas que han rodeado este medio siglo. Agradeció asimismo a las personas que en todos estos años han hecho posible que Santiago nunca haya dejado de contar con una celebración periódica de la Misa de siempre, lo que pocas ciudades del mundo pueden contar como mérito. Hubo finalmente una mención para la nota de prensa aparecida ayer en El Mercurio, el principal periódico chileno, que permite hacer conocido el particular apostolado de nuestra Asociación para mucha gente que lo ignora. 


 Conferencia del Prof. Dr. Julio Retamal Favereau

Correspondió dictar la segunda conferencia al vicepresidente de nuestro Asociación, Dr. Augusto Merino Medina. El propósito de la conferencia, en línea con lo expuesto ayer por Chritopher Ferrara, es que la conexión entre la fe y la oración ha sufrido cambios que han terminado alterando el sentido profundo del misterio cristiano. Para demostrarlo hizo un recuento de un sinnúmero de expresiones, declaraciones y cambios ocurridos desde el Concilio Vaticano II, todos los cuales han significado que la nueva doctrina supone adaptaciones litúrgicas, para que la fe se viva como se la cree. Al finalizar ofreció algunos ejemplos de música religiosa actual que poco o nada se condicen con los criterios dados en su día por San Pío X, demostrando que la música es un factor de gran importancia en cualquier esfuerzo de restauración litúrgica.  


 Conferencia del Dr. Augusto Merino Medina

Después de una pausa para el café, que dio pie a un interesante diálogo entre los asistentes provenientes de distintas partes del país, fue el turno de nuestro segundo invitado internacional, el Prof. Dr. Miguel Ayuso Torres, catedrático de derecho político de la Universidad Pontificia de Comillas. Su objetivo era dar algunos jalones para comprender de manera integral la Tradición que no puede ni debe quedar restringida a aspectos  puramente estéticos o morales, como se observa en ciertos grupos que promueven la liturgia tradicional o aquellos llamados "pro-vida". La Tradición sólo se puede entender en su real dimensión a partir de una premisa: la gracia no destruye la naturaleza, sino que la perfecciona. Esa tensión entre el ámbito sobrenatural y natural es la constante de la historia. Así lo demuestra, por ejemplo, la crisis del derecho natural, que ha olvidado el concepto de bien común, o de la cristiandad, dado el olvido que la fe no puede desligarse de las masas.  La Tradición se entiende, entonces, en la medida que se asume que todo parte de una novedad: la Revelación que Dios hace por medio de su Hijo, de la cual se sigue un orden del mundo y la sociedad. 

 Un animado diálogo durante la pausa del café

 El Secretario de Magnificat presentando la conferencia del Prof. Dr. Miguel Ayuso Torres

El público sigue atento una de las conferencias

La tarde concluyó con el canto de vísperas solemnes de la dedicación de Santa María de las Nieves seguidas de adoración con el Santísimo Sacramento, las que estuvieron a cargo del Rvdo. P. Adolfo Hormazábal, sacerdote chileno recién ordenado del Instituto del Buen Pastor.





 Vísperas solemnes y adoración y bendición con el Santísimo
 

1 comentario:

  1. La de ayer fue una jornada sencillamente extraordinaria por el nivel e interés de las ponencias y aun más por la Santa Misa rezada en la memoria de Santa María de las Nieves, acompañada magistralmente al órgano, de comienzo a fin, por el gran maestro, Dr. Luis González Catalán, cabiendo hacer igual comentario respecto del canto de vísperas solemne presidido por el R.P. Adolfo Hormazábal, I.B.P.

    ResponderEliminar

Política de comentarios: Todos los comentarios estarán sujetos a control previo y deben ser formulados de manera respetuosa. Aquellos que no cumplan con este requisito, especialmente cuando sean de índole grosera o injuriosa, no serán publicados por los administradores de esta bitácora. Quienes reincidan en esta conducta serán bloqueados definitivamente.