domingo, 16 de octubre de 2016

50 años de Magnificat: El Primer Cantoral Litúrgico de la Asociación


***

Desde sus comienzos el año 1966, la Asociación Magnificat se ha dedicado a la promoción de la liturgia latina, así como a la educación y formación de los fieles en la fe y a fomentar su participación consciente en la celebración de los ritos tradicionales de la Iglesia Católica. Una de sus labores formativas fundamentales se encuentra en el cultivo de la música litúrgica tradicional, siendo el canto gregoriano y la polifonía sus máximas expresiones artísticas y espirituales. En efecto, San Pío X en su motu proprio Tra Le Sollecitudini nos recuerda la importancia de la música sagrada en el contexto de la liturgia, que contribuye a aumentar el decoro y esplendor de las solemnidades religiosas, y así como su oficio principal consiste en revestir de adecuadas melodías el texto litúrgico que se propone a la consideración de los fieles, de igual manera su propio fin consiste en añadir más eficacia al texto mismo, para que por tal medio se excite más la devoción de los fieles y se preparen mejor a recibir los frutos de la gracia, propios de la celebración de los sagrados misterios (núm. 1).

En ese contexto, les ofrecemos a continuación algunas imágenes del primer cantoral litúrgico de la Asociación, editado el año 1970. Se trata de un sencillo documento reproducido con los sistemas de multicopiado de la época, que contiene un extracto del objeto social de los primeros estatutos sociales y la nómina de su cuerpo directivo, a los que nos referiremos más adelante, así como también una selección antífonas tradicionales y de tres Misas gregorianas, para facilitar el canto de la schola cantorum y los fieles en general. 

Nos referimos a la popular misa De Angelis (propia de fiestas); la misa Cum Jubilo (propia de solemnidades marianas y fiestas) y la misa Orbis Factor (propia de la Domínica). Las anteriores son tomadas del Kyriale, libro que compila las misas y antífonas a ser cantadas junto con el Ordinario de la Misa en la liturgia latina y que, además, contiene otros cantos propios de la función litúrgica, como la antífona procesional Asperges Me y los distintos Credos que se cantan en la Santa Misa, cuando corresponde.

Portada de la folleto Canto Litúrgico editado en 1970 por nuestra Asociación

Tal como nos referimos anteriormente, este documento además refleja la adopción de una forma institucional desde los comienzos, contando con una directiva conformada por don Alfonso Letelier Llona como presidente (a quien dedicamos una entrada que se puede leer aquí), Mario Manríquez Guerra como secretario, José Antonio Lecaros Piffre como tesorero, y como vocales el Presbítero José Antonio Garín Martínez, la señora Margarita Valdés Subercaseaux y el señor Claudio Aurelio Ferrari Peña. 

Por su parte, el extracto del estatuto evidencia que la Asociación mantiene hoy su misma función y propósito inicial, a saber:

(a) Conservación y fomento de la tradición litúrgica de rito latino, cuidando especialmente de la salvaguardia del latín, lengua oficial de la Iglesia occidental. Con dicho fin promoverá la celebración solemne de la Eucaristía y la administración de los sacramentos en dicho idioma, no en forma excluyente sino optativa, sometiéndose a las instrucciones de la jerarquía y pretendiendo con ello mantener una forma venerable por su antigüedad y dignidad de culto de valor universal;

(b) Educación de los fieles y fomento de una participación consciente en los ritos tradicionales de la Iglesia Latina. Con dicho fin, promoverá centros de investigación teológicas pastoral e histórica encaminados a profundizar en las formas y tradiciones litúrgicas;

(c) Formación del Ministerio litúrgico seglar, tales como acólitos, lectores, comentadores, etcétera, necesarios para la celebración solemne del rito romano;

(d) Conservar y cultivar con sumo esmero el tesoro de la música sacra, fomentando digilentemente las Scholae cantorum. Especial importancia se dará al canto gregoriano que es el propio de la liturgia romana y al cual en igualdad de circunstancia se le dará el primer lugar en las acciones litúrgicas. Se cuidará también el cultivo de la polifonía y de la música para órgano de tubos;

(e) Fomentar el arte religioso en todas sus manifestaciones, en especial el arte sagrado, fomentando la formación de comunidades de artistas cristianos;


(f) Promover la investigación, difusión y conocimiento del patrimonio artístico nacional. Para todos estos fines se procurará la creación de organismos de enseñanza gratuita o pagada.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Política de comentarios: Todos los comentarios estarán sujetos a control previo y deben ser formulados de manera respetuosa. Aquellos que no cumplan con este requisito, especialmente cuando sean de índole grosera o injuriosa, no serán publicados por los administradores de esta bitácora. Quienes reincidan en esta conducta serán bloqueados definitivamente.