viernes, 7 de octubre de 2016

50 años de Magnificat: La Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria

La Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria, ubicada en la calle Bellavista, actualmente comuna de Recoleta, ha sido particular testigo de la historia de nuestra Asociación.

Interior de la Iglesia

La propiedad de esta capilla ha pasado por distintas congregaciones y órdenes religiosas, sirviendo para distintos propósitos, todos lógicamente orientados al culto divino. La primera piedra de este oratorio fue bendecida el año 1912 y fue culminada el año 1919, siguiendo los planos y directrices del famoso arquitecto Eugène Joannon Croizer. Su propósito original fue servir de capilla para el convento de clarisas, sito originalmente donde se ubica actualmente la Biblioteca Nacional, justo frente al tradicional Convento de San Francisco. 

Monasterio de Las Clarisas en Alameda, pocos años antes de su demolición
(Fuente: urbatorium.blogspot.com)

Durante la década de 1970, el convento se trasladó nuevamente, pero esta vez a la comuna de La Florida, donde actualmente continúan funcionando, y los terrenos del convento fueron enajenados a la Congregación del Verbo Divino para la instalación del Liceo Alemán. En este aspecto, la única construcción sobreviviente fue la iglesia, ya que las restantes edificaciones de la manzana fueron demolidas para la instalación de una infraestructura educacional más moderna e idónea. A este siglo, la Congregación del Verbo Divino decide cerrar el colegio y trasladarlo al sector de Chicureo, vendiendo el paño a la Universidad San Sebastián, que es la actual propietaria de la iglesia.

Detalle de la torre

La construcción tiene un marcado estilo neogótico y una imponente fachada de una sola torre central, mientras su interior está dispuesto en tres naves. Las paredes interiores están revestidas de un sobrio estuco color gris y sus cielos son abovedados, siguiendo el estilo propio de la tradición gótica. Cabe destacar que ha soportado los terremotos de 1985 y 2010, además de otros menos intensos, sin presentar mayores problemas estructurales. Tras este último sismo, la Universidad San Sebastián realizó una importante labor de restauración, que permitió dejar el templo en las impecables condiciones en que se encuentra actualmente, y lo continúa embelleciendo hasta el día de hoy mediante la instalación de imágenes y distintos elementos arquitectónicos (como el comulgatorio de reciente construcción) que contribuyen a facilitar la devoción de los fieles y el culto litúrgico en particular. Nuestra Asociación también ha contribuido con este propósito. Gracias a la generosidad de nuestros fieles se adquirió en el extranjero un órgano de gran calidad, el cual fue instalado en el coro de esta iglesia.

Bendición del órgano

El mediodía del 7 de agosto de 1966, siendo el oratorio todavía de propiedad del Convento de Clarisas de la Victoria, se realizó la primera misa organizada por nuestra Asociación, que fuera celebrada por el R.P. Miguel Contardo SJ. Desde entonces, entre agosto de 1966 y diciembre de 1969 se intentó mantener la celebración de la Santa Misa de forma regular todos los domingos, para lo cual se contó con el generoso apoyo de muchos sacerdotes. Sin embargo, a partir de la década siguiente las circunstancias sólo permitieron mantener en la práctica la celebración durante dos domingos al mes. 

Rev. Milan Tisma, capellán de la Asociación (izq.), junto con el R.P. Miguel Contardo S.J., primer capellán de la Asociación (der.)


En 1969, la entonces superiora del Convento ordenó la completa demolición del altar mayor y la instalación de un altar exento en medio del presbiterio, el que dificultaba la celebración ad orientem, por lo que la Asociación se trasladó, gracias a las gestiones de Mario Manríquez, a la Iglesia del Primero Monasterio de la Visitación, sito en calle Huérfanos.

En 2011, tras el incendio que destruyó completamente la Iglesia Matriz de las Hermanas de la Providencia, la Asociación debió enfrentar la necesidad imperiosa de encontrar un lugar  adecuado donde celebrar regularmente la Santa Misa. Tras gestiones con el Arzobispado y el cuerpo directivo de la Universidad San Sebastián, se nos permitió continuar en la Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria, recientemente remozada y restaurada tras el terremoto del año 2010, labor que continúa hasta el día de hoy. En este aspecto, es particularmente significativo que, tras 50 años, nos encontremos en el mismo lugar que vio nacer a nuestra Asociación. 

A continuación, les ofrecemos una selección de fotografías de la Misa solemne celebrada el sábado 6 de agosto de 2016 por la conmemoración de nuestros 50 años de servicio a la Iglesia de Santiago:








2 comentarios:

  1. Felicitaciónes. Uds. hacen una obra muy importante.

    Larry Mesplé
    Sonoma, Caifornia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Larry, muchas gracias por su comentario. Nos esforzamos en hacer las cosas lo mejor que podemos, siempre para mayor gloria de Dios y bien de las almas.

      Eliminar

Política de comentarios: Todos los comentarios estarán sujetos a control previo y deben ser formulados de manera respetuosa. Aquellos que no cumplan con este requisito, especialmente cuando sean de índole grosera o injuriosa, no serán publicados por los administradores de esta bitácora. Quienes reincidan en esta conducta serán bloqueados definitivamente.