viernes, 27 de noviembre de 2015

El Instituto de San Felipe Neri

El Instituto de San Felipe Neri fue fundado en febrero de 2003. Inspirado por el esquema de organización del oratorio de San Felipe Neri (1515-1595), el Instituto ofrece una respuesta al evidente decaimiento de la Fe en la sociedad y en la Iglesia, así como a la creciente polarización entre distintas corrientes de pensamiento al interior de ésta.

 Guido Reni (1575-1642), San Felipe Neri

Sin entregarse al espíritu de los tiempos y sus tendencias banalizantes, el Instituto desea combinar el cultivo de la tradición católica con una pastoral acorde con las circunstancias actuales. Por sobre todo, desea una cosa: hacer visible para todos la plenitud de la Fe Católica. Con este propósito, el Instituto fue reconocido oficialmente el 26 de mayo de 2004 como sociedad de vida apostólica de derecho pontificio por la Santa Sede, bajo la activa protección del entonces Cardenal Joseph Ratzinger, luego Benedicto XVI.  El Dr. Gerald Goesche (*1960) fue designado como prepósito, cargo en el que fue confirmado en 2007. 

 El Prepósito Dr. Goesche saluda a S.S. Benedicto XVI en la plaza de San Pedro

El Instituto se asentó en la iglesia de Santa Afra (Berlín), iglesia construida entre 1897 y 1898 por el arquitecto Carl Moritz, cuya arquitectura está inspirada en el estilo del gótico báltico. La Santa Misa y el oficio divino se celebran conforme a la liturgia romana tradicional, de acuerdo a la cual se administran todos los otros sacramentos. A los fieles se les ofrece diariamente varias posibilidades de asistir a la Santa Misa o recibir el sacramento de la penitencia. Se le otorga gran valor a una sólida piedad popular. Además, el Instituto forma sacerdotes en la Academia Baronius (2012), en colaboración con la universidades pontificias de Roma. Los viernes se puede asistir a una conferencia espiritual. Para niños y adultos se ofrecen regularmente clases de catecismo.

Iglesia de Santa Afra (Berlín)

Actualmente se encuentran en formación programas de atención espiritual para ancianos y enfermos. Paso a paso es posible reconocer lo que el ministerio del Instituto significa: una pastoral acorde con los tiempos en una gran ciudad neopagana, donde se ve con más frecuencia una mujer musulmana con burka que un sacerdote católico con sotana.

Además de su sede en Santa Afra, sacerdotes del Instituto celebran la Santa Misa diariamente en Tréveris (Trier), los domingos en Potsdam y una vez al mes en Jauernick, en Görlitz (Sajonia).

Los miembros del Instituto mantienen cordiales relaciones con la abadía benedictina tradicional de Le Barroux, así como con otros institutos tradicionales, como el Instituto de Cristo Rey y Sumo Sacerdote y la Fraternidad de San Pedro (a los cuales hemos dedicados sendas notas, según puede verse aquí y aquí). Un especial vínculo une al Instituto con el Brompton Oratory de Londres, el cual es visto como un modelo a seguir. 

Missa cantata solemne en la iglesia de Santa Afra
El Instituto, que en su época de fundación recibió ayuda financiera de la institución católica internacional Ayuda a la Iglesia que Sufre,  no recibe fondos del impuesto eclesiástico que el Estado alemán recauda conforme al Concordato con la Santa Sede (1933), por lo que su labor está sustentada exclusivamente por sus exiguos ingresos propios y por donaciones. 

Nota de la Redacción: el texto de la entrada está basado en la presentación oficial del Instituto en su página oficial (en alemán). Quienes deseen hacer una donación, siempre muy necesaria para poder solventar los altos costos que el ministerio del Instituto requiere, incluida la formación de nuevos sacerdotes, pueden encontrar la información pertinente aquí.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Política de comentarios: Todos los comentarios estarán sujetos a control previo y deben ser formulados de manera respetuosa. Aquellos que no cumplan con este requisito, especialmente cuando sean de índole grosera o injuriosa, no serán publicados por los administradores de esta bitácora. Quienes reincidan en esta conducta serán bloqueados definitivamente.