viernes, 12 de agosto de 2016

Bienaventurados aquellos que han sido perseguidos por causa de la justicia, pues de ellos es el reino de los cielos

 Y seréis odiados de todos por causa de mi nombre; pero el que persevere hasta el fin, ése se salvará.
Mateo 10, 22 

Cuando hayamos aniquilado la Misa, habremos aniquilado el Papado en su totalidad. Porque es sobre la Misa, como sobre una Roca que el Papado se apoya con sus monasterios, sus obispados, sus colegios, sus altares, sus ministros y sus doctrinas. Todos estos caerán cuando su sacrílega y abominable Misa haya sido reducida a polvo.

Martín Lutero


El 30 de marzo 1987, la Policía francesa irrumpió en la iglesia parroquial de San Luis de Port-Marly, cerca de Versalles, cuando el Rvdo. Bruno de Blignières celebraba la Santa Misa tradicional. Las imágenes lo muestran revestido con los ornamentos sacerdotales mientras es reducido por cuatro policías y arrastrado desde el altar. El sacerdote es hermano del P. Louis-Marie de Blignières, fundador de la Fraternidad de San Vicente Ferrer [véase la entrada dedicada a ella] y al año siguiente fue uno de los primeros en conformar la recién creada Fraternidad Sacerdotal de San Pedro. Hoy en la localidad de Port-Marly tiene un apostolado estable el Instituto de Cristo Rey Sumo Sacerdote







Casi veinte años después y cuando no habían transcurrido siquiera veinticuatro horas desde los funerales del Rvdo. Jacques Hamel, martirizado en Ruan por dos islamistas al pie del altar, la Policía francesa ingresó a la iglesia de Santa Rita de París mientras el Rvdo. Guillaume de Tanoüarn, del Instituto del Buen Pastor, decía la Santa Misa tradicional. El Rvdo. Jean-François Billoty, quien intentó detener la profanación, y el monaguillo que ayudaba en el altar fueron violentamente reducidos y sacados del recinto sagrado, el primero de ellos a rastras. Los fieles se apresuraron a rodear el altar para permitir que el celebrante consumiera a toda velocidad a Nuestro Señor sacramentado y así evitar el sacrilegio. Finalmente, éste también fue desalojado. De igual manera, algunos fieles fueron agredidos por resistir la profanación. La iglesia, antes ocupada por una secta galicana y donde eran habituales las celebraciones con animales, será demolida para construir un proyecto inmobiliario de estacionamientos aprobado por el Ayuntamiento de París.


 












¿Es ésta la Francia de las libertades, la otrora Hija Mayor de la Iglesia?


Priez pour nous Sainte Jeanne d'Arc.


Afin que nous devenions dignes des promesses de Jésus-Christ.


(De las Letanías de Santa Juana de Arco)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Política de comentarios: Todos los comentarios estarán sujetos a control previo y deben ser formulados de manera respetuosa. Aquellos que no cumplan con este requisito, especialmente cuando sean de índole grosera o injuriosa, no serán publicados por los administradores de esta bitácora. Quienes reincidan en esta conducta serán bloqueados definitivamente.