sábado, 30 de junio de 2018

Clases de Misas papales (III)

Retomamos en esta tercera y última entrada de esta breve serie el examen de los distintos tipos de Misas papales. En las dos primeras hemos hecho un recuento de la situación hasta la reforma litúrgica (véase aquí y aquí); en esta entrada nos dedicamos al período posterior al Concilio Vaticano II, el cual también significó cambios radicales para las liturgias celebradas por el Romano Pontífice.

 El Papa Francisco celebra la Misa del Domingo de Resurrección en la Plaza de San Pedro
(Foto: wbur)

Las liturgias papales luego de la Reforma Litúrgica posconciliar

El ceremonial completo propio de la Misa papal, descrito en la entrada anterior, dejó de observarse en la primera parte del pontificado de Pablo VI, quien abolió muchos de los ministerios necesarios para la celebración de ésta.

Poco después de su coronación, Pablo VI dejó de usar la tiara papal. Descontinuó asimismo el uso de muchos elementos tradicionales del atuendo papal, incluyendo las pantuflas papales y las quirotecas. Sin embargo, utilizó un tipo distintivo de férula papal plateada, la que luego usaron también sus sucesores. Benedicto XVI también la usó, aunque luego la cambió por otro diseño dorado, con una imagen central del Cordero de Dios. 

 Breve registro fílmico de la curiosa ceremonia de "renuncia a la tiara" de Pablo VI
(Video: Youtube)

En ciertas ocasiones, Juan Pablo II utilizó el fanón, y Benedicto XVI lo llevó con cierta frecuencia. Ocasionalmente se observa también la costumbre de que un diácono grecocatólico cante el Evangelio.

 Benedicto XVI llevando el fanón

El latín se usa para la mayoría de las Misas papales en Roma, pero la lengua vernácula del lugar se ha usado con creciente frecuencia, especialmente en los viajes al extranjero. Sin embargo, Benedicto XVI, en los últimos años de su pontificado, usó siempre el latín para la Plegaria Eucarística en los viajes internacionales, fiel a lo que él mismo había dejado dicho en la Exhortación apostólica Sacramentum caritatis (2007). Durante el reinado del papa Francisco, muchas Misas en la Plaza de San Pedro han sido celebradas parcial o enteramente en italiano. 

En la forma original de la Misa papal, sólo comulgaban el Papa, el diácono y el subdiácono. En las Misas papales modernas muchos comulgan, incluso de manos del Papa, aunque el Francisco no suele distribuir personalmente la comunión.

Se ha vuelto común para el Papa celebrar la Misa en estadios o en otros lugares similares en el extranjero, para así acomodar a una cantidad mayor de personas. También es habitual celebrar algunas Misas en la Plaza de San Pedro, por el mismo motivo, aunque la mayoría tienen lugar al interior de la Basílica. Estas Misas, con participantes provenientes de todos los rincones del orbe, destacan la catolicidad de la Iglesia. Las intenciones de la Oración de los Fieles se suelen formular en varios idiomas, mientras que las invocaciones se cantan en latín. Algunas de las Misas, como la Misa del Gallo en la Basílica de San Pedro o la Vigilia Pascual, son televizadas y transmitidas a todo el mundo.

 Benedicto XVI celebra una Misa en el Yankee Stadium de Nueva York durante una visita a los EE.UU. (2008)

Vista del altar montado para la Misa en el Yankee Stadium
(Foto: The Greedy Pinstripes)

Benedicto XVI revivió de igual modo otras costumbres discontinuadas además de la recuperación de algunas prendas propias del ajuar pontificio. Un ejemplo fue la interpretación del Himno Pontificio con instrumentos de bronce desde la logia del interior de la Basílica de San Pedro, para indicar la llegada del Papa, seguido del canto del himno "Tu es Petrus" por parte del Coro de la Capilla Sixtina, todo lo cual evoca la costumbre de la Guardia Noble de tocar la Sinfonía Silveri con trompetas de plata al ingresar la procesión del cortejo pontificio en la Misa papal. 

Tu es Petrus, de Palestrina
(Video: Youtube) 


Los tipos de Misas papales en la actualidad

En la actualidad los tipos de Misas papales no son muy claros.  Según el sitio Liturgia papal, después de muchos años de observación, se podría concluir que existen dos grandes clases de Misa: las privadas y las públicas. Dentro de las públicas, podrían distinguirse a su vez cuatro tipos: visita pastoral, viaje apostólico, Misa solemne en una basílica papal y capillas papales.

(a) La Misa privada

La Misa privada del Santo Padre es la que celebra cotidianamente en su capilla personal. El papa Francisco la celebra en la capilla de la Casa Santa Marta, donde reside. Se reviste con amito, alba, cíngulo, estola y casulla. Usa asimismo la cruz pectoral y el solideo. Por tanto, no viste mitra, férula, ni palio. Ayuda a la Misa algún sacerdote que concelebra con el, por ejemplo, su secretario particular.

Excepcionalmente celebra estas Misas en otro lugar, como en el altar de la Cátedra de San Pedro (para los parlamentarios italianos en marzo de 2014), o sobre la tumba de san Juan Pablo II, o en la Iglesia del Gesù, en Roma, con los jesuitas. En estas Misas lo puede asistir el maestro de ceremonias pontificias, pero viste sotana negra con sobrepelliz y no la violeta.

 Misa en la capilla de Santa Marta, residencia habitual de Francisco
(Foto: Liturgia Papal)

(b) La Misa de visita pastoral

Así se denomina la visita a una parroquia romana o a una diócesis italiana. En estos casos, el Papa sólo es asistido por el maestro de celebraciones litúrgicas, quien viste con la sotana violeta y la sobrepelliz. El Santo Padre viste con amito, alba, cíngulo, estola, casulla, palio, mitra, y cruz pectoral, y usa la férula. El papa Francisco usa su anillo episcopal de plata.

En las parroquias romanas, el primer concelebrante es el Vicario para la Diócesis de Roma, y concelebra el párroco; el servicio al altar corre a cargo de los monaguillos de la parroquia. En las diócesis italianas, el primer concelebrante es el obispo visitado, y el servicio al altar corre a cargo de seminaristas de la diócesis visitada.

 Visita de Francisco a la diócesis de Génova
(Foto: L'Osservatore Romano)

(c) La Misa de viaje apostólico

Con este nombre se designa a los viajes fuera de Italia. En estos casos, el Papa celebra asistido por dos ceremonieros pontificios (el maestro de celebraciones y otro), y un tercer ceremoniero supervisa los demás aspectos de la celebración. Todos los ceremonieros visten con la sotana violeta y la sobrepelliz. El Santo Padre  viste con amito, alba, cíngulo, estola, casulla, palio, mitra, y cruz pectoral, y usa la férula. El papa Francisco usa su anillo episcopal de plata.

Estas Misas se celebran en algún templo o, por lo general, en una explanada, plaza, aeropuerto o en un campo grande, con el objeto de que muchos fieles puedan asistir. En estos casos, se construye un presbiterio para la ocasión. 

El obispo visitado es el primer concelebrante. Si es arquidiócesis, el presidente de la conferencia de obispos es el segundo concelebrante; y si es diócesis, el metropolitano de la provincia es el segundo concelebrante. El servicio al altar corre a cargo de seminaristas de la diócesis visitada.

 Misa en la Basílica de Guadalupe, México
(Foto: L'Osservatore Romano)

(d) Las Misas solemnes en basílica papal

Son aquéllas que en determinadas ocasiones celebra el Papa con determinados grupos de fieles (Fiesta de la Presentación del Señor, Apertura del Congreso de Caritas). El papa celebra en italiano. Lo asisten todos los ceremonieros pontificios vestidos con sotana violeta y sobrepelliz. Se utilizan dos ceroferarios. El coro de la Capilla Sixtina canta. La cruz del altar y los candelabros son plateados. El altar no se viste con frontal. El Santo Padre viste con amito, alba, cíngulo, estola, casulla, palio, mitra, y cruz pectoral, y usa la férula. El papa Francisco usa su anillo episcopal de plata.

El primer concelebrante se determina por el tipo de celebración. Por ejemplo, en la Fiesta de la Presentación del Señor, que se celebra la Jornada Mundial de la Vida Consagrada, el primer concelebrante es el Prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica. El servicio al altar corre se turna entre los distintos seminarios que están en Roma.

 Basílica de San Pedro
(Foto: L'Osservatore Romano)

(e) Las Capillas papales

Son aquéllas que el Papa celebra en las más grandes solemnidades del año litúrgico como Navidad, Semana Santa, Pascua, y en las canonizaciones. Generalmente son en la Basílica de San Pedro. El Romano Pontífice celebra en latín. Lo asisten todos los ceremonieros pontificios vestidos con sotana violeta y sobrepelliz. Se utilizan siete ceroferarios. El coro de la Capilla Sixtina canta y hay acompañamiento instrumental para algunas partes. La cruz del altar y los candelabros son dorados. El altar se viste con frontal. El Santo Padre viste con amito, alba, cíngulo, estola, casulla, palio, mitra, y cruz pectoral, y usa la férula. El papa Francisco usa el anillo del pescador.

En algunas ocasiones, el Papa celebra sin concelebrantes. Cuando hay concelebrantes, los primeros se determinan por el orden de precedencia en el Colegio Cardenalicio. El servicio al altar corre se turna entre los distintos seminarios que están en Roma. 

 Basílica de San Pedro
(Foto: L'Osservatore Romano)


***


Nota de la Redacción: El copyright de las fotografías y grabaciones contenidas en esta entrada le corresponden a sus legítimos titulares, y se reproducen aquí con fines meramente ilustrativos y educacionales.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Política de comentarios: Todos los comentarios estarán sujetos a control previo y deben ser formulados de manera respetuosa. Aquellos que no cumplan con este requisito, especialmente cuando sean de índole grosera o injuriosa, no serán publicados por los administradores de esta bitácora. Quienes reincidan en esta conducta serán bloqueados definitivamente.