sábado, 10 de marzo de 2018

Militia Templi - Christi pauperum Militum Ordo

La Militia Templi - Christi pauperum Militum Ordo (literalmente: Milicia del Templo - Orden de los pobres Caballeros de Cristo) es una asociación privada de fieles laicos de la Iglesia católica que celebra su liturgia de acuerdo con la forma extraordinaria del rito romano. Así, han reconocido en la liturgia tradicional un válido instrumento para resistir a la agresión que la mentalidad contemporánea lleva contra la religión y la moral a través del ateísmo y el agnosticismo.


Integrantes de la Preceptoría húngara

El objetivo general de la Milicia del Templo es promover y establecer comunidades de Fe y vida cristiana para que, en plena comunión con la Iglesia Católica Romana, se desarrolle la originalidad de esta vocación que expresa el propio estado. Entre sus objetivos particulares se encuentran el cuidado de la Liturgia, de acuerdo con la Tradición y el Magisterio Pontificio, y el rezo del Oficio Divino; profundizar en la espiritualidad y la cultura de la Caballería, como testimonio en defensa de los valores humanos y cristianos tradicionales, al igual que un servicio al ideal de la Caballería; la protección y la acogida de los peregrinos, y en general, el apoyo moral y material al prójimo, según tradición de la antigua Orden, y finalmente la educación de la juventud, como un servicio a la Iglesia y a la sociedad civil, de acuerdo con el método del Movimiento Scout Católico.
 
Historia

Conde Marcello Alberto Cristofani della Magione, fundador y gran maestro de Militia Templi

Fundada en 1979 por el conde italiano Marcello Alberto Cristofani della Magione bajo la autoridad de la Arquidiócesis de Siena, la Militia Templi es una asociación privada de carácter caballeresco y monástico, y sus miembros siguen una adaptación moderna de la Regla escrita por San Bernardo de Claraval (años) para la Orden de los Pobres Soldados de Cristo y el Templo de Salomón, comúnmente conocidos como los “Caballeros Templarios”. La Militia Templi no reclama descendencia directa de la Orden medieval y sostiene que, cuando hechas, dichas reclamaciones son tanto histórica como canónicamente falsas. Toda vez que la Orden medieval le era responsable única y exclusivamente al Papa, y siendo suprimida por bula papal “Vox in excelso” de Clemente V; solo un Supremo Pontífice podría legítimamente restaurarla con posterioridad.
 

La antigua Orden, cuyo nombre oficial era de los Pobres Compañeros de Cristo y del Templo de Salomón, fue una de las más poderosas órdenes militares de la Edad Media. Se mantuvo activa durante algo menos de dos siglos, siendo fundada en 1118 ó 1119 por nueve caballeros cruzados franceses. Su propósito original era proteger la vida de los cristianos que peregrinaban a Jerusalén. La Orden fue aprobada oficialmente por la Iglesia Católica durante el Concilio de Troyes. La pérdida de Tierra Santa supuso la pérdida de todos los apoyos de la Orden, lo que, sumado a las presiones del rey Felipe IV de Francia sobre el papa Clemente V derivaron en una abrupta y violenta disolución de la Orden el año 1312, lo que ha dado lugar a numerosas especulaciones y leyendas que han mantenido vivos hasta nuestros días el nombre de los caballeros templarios.


Jean Colombe (1430-1493), "Batalla de los cuernos de Hattin"

Tributaria de esta tradición, aunque no directa continuadora, la Militia Templi es una asociación moderna, que se fundó con la aprobación del Ordinario de Siena el 21 de septiembre de 1979. Sus constituciones fueron aprobadas el 8 de septiembre de 1988 por el arzobispo de Siena, S.E.R. Monseñor Mario Ismaele Castellano OP (1913-2007). El siguiente arzobispo, S.E.R. Monseñor Gaetano Bonicelli, aprobó la Regla de la Milicia en 1990. Mientras tanto, el año 1989, San Juan Pablo II concedió in perpetuum una serie de indulgencias plenarias para los momentos más destacados de la vida de los Caballeros, como la fecha de su profesión solemne.

La Orden ha contado con Cardenales Protectores en las personas de Silvio Oddi (1910-2001) prefecto emérito de la Congregación para el Clero, Édouard Gagnon (1918-2007) miembro fundador del Pontificio Consejo para la Familia y Alfons Maria Stickler SDB (1910-2007), bibliotecario y archivero de la Biblioteca Vaticana, ya fallecidos. El actual protector de la asociación es Su Excelencia Reverendísima Philip Lawrence OSB, Abad del Monasterio Benedictino “Christ in the Desert” localizado en Nuevo México, EE.UU.

Organización y miembros


Misa Solemne en la capilla del complejo monumental

En cuanto a su estructura de gobierno, ser puede distinguir un nivel central y un nivel local. En lo referido a los órganos centrales de la Orden, esta cuenta con un Gran Maestre, que constituye la suprema autoridad de la Milicia, quien preside el Consejo Magistral (órgano consultivo del Gran Maestre para la dirección general del gobierno) y el Gran Magisterio, que constituye la reunión periódica de responsables de departamentos, convocado por el Gran Maestre para las directivas de gobierno. En su función legislativa lo acompaña el Capítulo General, a través del cual se trazan las metas espirituales y las líneas básicas de la vida y la acción para cumplir los objetivos institucionales, y se aprueban modificaciones a la Regla y Constituciones de la Orden. La función judicial ordinaria la cumple la Consulta Magistral, que es el órgano de control, disciplina y juicio.

En cuanto a los niveles locales de gobierno, estos se encuentran presididos por un preceptor, y estos se encuentran divididos por encomiendas. La Preceptoría es la provincia templaria a la cual le está delegada autonomía funcional y administrativa. Esta se subdivide en las diversas Encomiendas, que recoge a los inscritos de la localidad donde está ubicada y opera, estando dirigida por un comendador.

De acuerdo con sus Constituciones, la Milicia cuenta tanto con miembros casados como célibes. Los Caballeros Profesos se consagran perpetuamente a la Milicia con la investidura y la promesa de observar los tres consejos evangélicos clásicos de pobreza, obediencia, y castidad, así como el testimonio público de la Fe (cuarta promesa). Los Caballeros no Profesos o de Obediencia son los que están al servicio de la Milicia con los votos privados de obediencia y en testimonio público de la Fe, con el compromiso de la tendencia a la perfección cristiana. Equiparados a los miembros efectivos se encuentran las Damas de la Milicia, cuyo servicio está coordinado por un órgano propio insertado en la organización de la Preceptoría o la Encomienda.

Militia Templi presente en la peregrinación Summorum Pontificum 2015

Si bien los Caballeros Profesos hacen un testimonio público de la Fe católica, este no consiste en un apostolado particular o específico, sino que participan en diversos apostolados organizados por su respectiva preceptoría u encomienda, debiendo prestar algún tipo de servicio a la Iglesia. Están obligados a vivir por su Regla y recitar diariamente las horas del Oficio Divino tradicional, realizar al menos un cuarto de hora de oración mental diaria, confesión al menos mensual, realizar retiros a lo largo del año, participar de algún apostolado, mantener un director espiritual y realizar los ejercicios espirituales de San Ignacio al menos una vez cada dos años. A la Profesión o a la Investidura pueden ser admitidos, después de un noviciado mínimo de tres años, los aspirantes que deben haber cumplido los veintiún años, gozar de buena reputación y estar dispuestos a comprometerse con la Orden de modo irrevocable.

Además de los caballeros y damas de la Orden, existen algunas otras clases de miembros, como los agregados. Los Oblatos y Oblatas sirven en las filas de la Milicia habiendo emitido solo la promesa de fidelidad a la Constitución de la Orden. Por su parte, los Escuderos son los tutelados por cada caballero hasta la mayoría de edad o hasta la admisión al noviciado, con directa y personal responsabilidad. Finalmente, son también considerados miembros agregados los Capellanes (obispos y sacerdotes católicos) y los Condecorados (merecedores) con la cruz de la Milicia. Sus miembros incluyen cientos de caballeros, diez preceptorías nacionales, muchos prioratos locales y grupos de niños exploradores.

Sede magistral

Castello della Magione en Poggibonsi

El Castello della Magione en Poggibonsi (Siena) es la sede de la Militia Templi. Actualmente consta de una iglesia, la residencia del Gran Maestre, oficinas y cuartos para recepción de peregrinos. Se trata de un antiguo complejo templario en el pueblo de Poggibonsi, en la región Toscana de Italia. Construido en el siglo XI, el castillo fue donado el 5 de septiembre de 1140 por sus propietarios, Gottifredo di Arnolfo y Arnolfino Cristofano, a los Monjes de la Abadía de San Miguel en Poggio Marturi quienes más tarde se lo otorgaron a los templarios para su uso como uno de las numerosas "Mansiones" o "Domus Templi" a lo largo de la Vía Francígena, tradicional ruta de peregrinos que comienza en la localidad inglesa de Canterbury y finaliza en la ciudad de Roma.

Después de la supresión de la Orden en 1312 el Castello della Magione pasó a través de muchos propietarios, incluyendo los caballeros Hospitalarios y los Príncipes Corsini, hasta que, en 1979, fue adquirida por el conde Marcello Alberto Cristofani della Magione, fundador y actual Gran Maestre de la Militia Templi, quien lo donó a la recién fundada orden para que se convirtiera en su sede central de gobierno.


Interior de la Iglesia

El castillo corresponde a uno de los pocos complejos de la orden templaria subsistentes en Europa occidental. Adjunto al castillo hay una iglesia, restaurada también, con notable influencia borgoñona-cisterciense que se utiliza a diario por la Orden para la recitación comunitaria de las Vísperas y la celebración de la Misa Tridentina. La iglesia fue bendecida el 16 de octubre de 1982 por S.E.R. Monseñor Mario Ismaele Castellano y consagrada el 19 de septiembre de 1987 por S.E.R. Monseñor Fernando Charier, obispo auxiliar y vicario general de Siena.

Símbolo y hábito

El símbolo de la Militia Templi es una Cruz Roja Octagonal, símbolo de las ocho Bienaventuranzas del Evangelio, mientras que la bandera es una bandera blanca con la Cruz Roja Octagonal. La cruz no debe confundirse con la de los caballeros Hospitalarios, que se conoce como la cruz de Malta. El Gran Maestro tiene su propio escudo de armas y símbolo.


Escudo de Armas del actual Gran Maestro

El hábito de los Caballeros Profesos es de color blanco y consiste en la túnica, el escapulario con la cruz roja octagonal en el pecho y un manto con un carenado y la misma cruz en el hombro izquierdo. Las Damas llevan un manto blanco y un velo blanco con la cruz sin la parte superior del brazo. Los Capellanes visten una muceta blanca con borde rojo, botones de color rojo y una cruz roja octagonal en la parte izquierda delantera. Los Oblatos (Caballeros y Damas de Devoción) tienen un manto color gris con la cruz roja octagonal en el hombro izquierdo.

Presencia en el mundo


A través de Preceptorías o Legaciones Magistrales, la Milicia está presente en Italia, Australia, Austria, Canadá, Alemania, Suiza, España, Irlanda, Polonia, Rumania, Reino Unido, Estados Unidos de América, Puerto Rico y Hungría.


Caballeros de Militia Templi

5 comentarios:

  1. Gracias por este artículo estimados hermanos! Un fuerte abrazo,
    dom. Edgardo J. Cruz Ramos, CPMO
    Presidente, Una Voce Puerto Rico
    Bayamón, Puerto Rico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a Ud. por su interés y por seguir nuestras publicaciones.
      Un afectuoso saludo en Jesús y María desde Chile,
      Asociación Litúrgica Magnificat-Una Voce Chile

      Eliminar
  2. Gracias por este artículo estimados hermanos! Un fuerte abrazo,
    dom. Edgardo J. Cruz Ramos, CPMO
    Presidente, Una Voce Puerto Rico
    Bayamón, Puerto Rico

    ResponderEliminar
  3. Excelente artículo, seguimos su página desde España. Un abrazo.
    Preceptoría de España Militia Templi.

    ResponderEliminar

Política de comentarios: Todos los comentarios estarán sujetos a control previo y deben ser formulados de manera respetuosa. Aquellos que no cumplan con este requisito, especialmente cuando sean de índole grosera o injuriosa, no serán publicados por los administradores de esta bitácora. Quienes reincidan en esta conducta serán bloqueados definitivamente.